Vegetales, Animales, Hombres y Dioses



Esta puede parecer una entrada de publicidad, pero es en agradecimiento a quienes me han librado de una disminución física propia de la edad y una causa para. una reflexión acerca de la condición humana. Como en esta casa son muy estrictos con el spam publicitario, os invito a seguir leyendo en mi blog.
Como consecuencia de tantos años de escribir en pantallas luminosas (yo soy de la generación del "Commodore 80", anterior al PC de IBM"), mi vista ha empezado a darme problemas. Después de escribir durante 5 o 10, minutos mis ojos se despistan y cada uno ve por su lado, así es que se montan dos letras en una misma tecla y no hay ni una sola palabra escrita sin alguna errata. Hay veces que me desespero porque soy incapaz de escribir un simple correo, sobre todo con luz artificial.

Me he gastado ya varios cientos de euros en comprar un nuevo portátil y una tableta (con Androide), y no me sobra el dinero, pero en lugar de solucionar el problema lo agravó y me horroriza la perspectiva de no poder seguir escribiendo, porque he comenzado un nuevo libro, tengo que terminar los últimos 20 años de mi autobiografía y hacer correcciones y la traducción al inglés de los más importantes.

Este problema lo he solucionado porque aproveché una oferta de Amazon y compré su pequeña tableta, "Fire 7" , por 54 €, pensado en las ofertas de entrenamiento, pero con la que estoy escribiendo está larga reseña de agradecimiento de noche y sin una gran iluminación.

Me asombra qué una tableta de una cuarta de tamaño contenga recursos que superan al portátil, la tableta androide y el.móvil combinados.

La reflexión es pura lógica: si en 30 años hemos pasado de almacenar 64 k. a no sé cuantos "peta gigas" de memoria, en unos años más llegaremos ha almacenar la memoria del cerebro humano, que según Paul Reber es bastante grande:

"El cerebro humano está formado por unas mil millones de neuronas. Cada neurona crea unas 1.000 conexiones con otras neuronas, lo que asciende a más de un billón de conexiones. Si cada neurona sólo puede almacenar un solo recuerdo, la falta de espacio sería un problema. Andaríamos sólo con unos cuantos gigabytes de espacio de almacenamiento, similar al espacio de un iPod o de una unidad flash USB. Sin embargo, las neuronas se combinan de modo que cada una contribuye con muchos recuerdos a la vez, aumentando de manera exponencial la capacidad de almacenamiento del cerebro a algo más cercano a 2,5 petabytes (1 Pb= 1 millón de gigabytes"

Este previsible avance hará posible la gestión de millones datos y estos datos permitirán nuevos e impresionantes descubrimientos sobre la composición de la materia y paralelamente la del universo.

Como este progreso se inició con la "revolución digital" , podemos decir que vivimos en la "prehistoria de una nueva historia".

Pero esta ya no es la historia de la humanidad, que finalizó después de la II Guerra mundial, sino la historia de la "divinidad", puesto que adquiriremos conocimientos que hoy consideramos "divinos".

Podríamos resumir que la "gran historia del mundo" se divide en cuatro precisas fases de la evolución : la vegetal, la animal, cuya magnífica muestra está ahora durmiendo a los pies de mi cama (mi gato), la humana (que ya ha concluido), y la divina, la que ya estamos viviendo ahora.

Esta renovada historia no finalizará en "Un mundo feliz" o en "El gran hermano", que son perspectivas humanas, sino en el "Super hombre" Zarathustra en lo moral, del loco visionario de Nietzche, para los cristianos es obviamente Jesucristo la figura ejemplar, y en el "Superman" norteamericano en lo físico, porque los progresos en la ciencia han ido siempre paralelos a los del espíritu y de la mente.

Comentarios