Entradas

Novela
232 pag.
11,99 €
Comprar
Novela
314 pag.
10,35 €
Comprar
Novela
262 pag.
5,89 €
Comprar
Novela
236 pag.
9,99 €
Comprar
Novela
230 pàg.
9,99 €
Comprar
Roman
230 Sei.
9,99 €
Kaufen
Novela
232 pag.
9,95 €
Comprar
Novela
232 pag.
9,95 €
Comprar
Relatos
236 pag.
6,99 €
Comprar
Ensayo
196 pag.
6,99 €
Comprar
Ensayo
262 pag.
9,99 €
Comprar
Ensayo
218 pag.
9,99 €
Comprar
Historia
280 pag.
11,95 €
Comprar
Artículos
188 pag.
6,99 €
Comprar
Ensayo
154 pag.
6,99 €
Comprar
Entrevista a la zorra del Principito
No hay mal que por bien no venga
El doble milagro de Kreuzberg
Los demonios de Eva
Añoranzas
Cuando sea viejo y achacoso
Recuerdos de mi niñez
Poesías de vida y muerte
Guerra civil : cuando el mundo estaba en crisis
Ser escritor puede ser peligroso
Primera subasta de palabras en Christal’s
¿Quiénes eran los Beatles?
Guerra civil : cuando el mundo estaba en crisis
Ser escritor puede ser peligroso
Primera subasta de palabras en Christal’s
¿Quiénes eran los Beatles?

Dios debe de existir, pero...

Imagen
Después de 60 años de agnosticismo, finalmente he llegado a la conclusión de la razonable existencia de Dios.  Es más, me atrevo a sugerir que en la actualidad Dios, nuestro Dios naturalmente, debe de tener alrededor de 50 mil millones de años, o 50 años de nuestro tiempo terrenal. Dicho así como introducción de este nuevo artículo esta afirmación puede parecer una tomadura de pelo y una intolerable falta de respeto por la posible sensibilidad religiosa de mis lectores, pero he llegado a esta conclusión tras desarrollar un nuevo método cognoscitivo, para el que provisionalmente no tengo otro calificativo que el de "método contextual", pues se basa en la constatación de la existencia de tres contextos etimológicos, cada uno de los cuales expone una misma idea con tres conceptos distintos, y el método consiste en "agruparlos", de manera que lo que tenga sentido en uno debe tener sentido en los otros dos o carece de sentido en los tres. Estos tres contextos son, por or

Sobre Dios en el lenguaje

Imagen
La voces “Dios, Yahvé, Alá, Shang Ti, Ormuz”, etc., pertenecen al contexto de la religión o teología, lenguaje primitivo, y por tanto tienen su origen en la interpretación formal de una revelación; es decir, en la visión de una imagen surgida de la fe a la que llamamos Dios. Como toda revelación es la valoración inconsciente de una imagen (buena o mala), para convertir esta imagen inconsciente en una idea (verdadera o falsa) debemos pasarnos al contexto de la metafísica y, por causa de una impresión, tomar consciencia de su forma de ser. Pero para tener una impresión necesitamos la intuición previa de su forma, que reconoceremos en un objeto. Por tanto Dios debe ser un “objeto” para que podamos hacernos una idea de su forma de ser y confirmar así también su existencia, pues en el contexto de la teología las imágenes reveladas son aparentes (se aparecen, pero no existen ni consisten). Si lo vemos desde el contexto de la física, para probar su consistencia debemos tener su sensación y,

La tres pruebas del Dios del idealismo, que no prueban nada

Imagen
Aprovechando el estreno en los Estados Unidos del polémico documental «Intelligent-Design», pues se realizó engañando sobre las verdaderas intenciones a los científicos entrevistados, tengo algunos argumentos sobre la aporía que contiene la propia voz «Dios». Es decir que Dios significa lo que «no puede significar». En una versión actualizada de las pruebas de la existencia de Dios de Kant serían éstas: - Si lo bueno ha de ser, Dios ha de ser - Si lo positivo puede ser ser, Dios puede ser - Si lo verdadero debe ser, Dios debe ser En los tres casos el resultado es: - Dios es algo completamente bueno que aparece - Dios es algo completamente positivo que consiste - Dios es algo completamente verdadero que existe Como pensamiento idealista el final de este razonamiento no nos dice que Dios es algo en concreto, sino simplemente que es algo en abstracto. Por tanto, podemos decir que se trata de un Dios: - Sin cualidades morales concretas - Sin características físicas determinadas - Sin atrib

Un solo Dios y varias religiones? ¡No tiene sentido!

Imagen
Cuanto más profundizo en la lectura de la historia de las religiones, más me considero un trasnochado seguidor de Voltaire, pues no veo por ninguna parte que la religión haya sido la causa del progreso moral, antes bien me parece que ha sucedido, y está sucediendo, todo lo contrario, que ha sido causa de su retraso. Si Constantino no hubiera instaurado el cristianismo primitivo como religión del Imperio, y Justiniano no hubiera cerrado las escuelas de filosofía de Roma dos siglos después, seguramente que nos hubiéramos ahorrado el oscuro periodo histórico de la Edad Media, evitando cinco siglos de terribles sufrimientos e inútiles controversias teológicas. El estoicismo, que es considerado como inspiración del cristianismo, fue una filosofía moral sin dogmas, profetas o Mesías, que reconocía la existencia del “alma”, cuyas cualidades deberían ser el fundamento de nuestra conducta moral, opuesta a las pasiones materiales del “cuerpo”. El budismo también es una filosofía moral, sin dogma

Vegetales, Animales, Hombres y Dioses

Imagen
Esta puede parecer una entrada de publicidad, pero es en agradecimiento a quienes me han librado de una disminución física propia de la edad y una causa para. una reflexión acerca de la condición humana.  Este problema lo he solucionado porque aproveché una oferta de Amazon y compré su pequeña tableta, "Fire" , pensado en las ofertas de entrenamiento, pero con la que estoy escribiendo está larga reseña de agradecimiento de noche y sin una gran iluminación. Me asombra qué una tableta de una cuarta de tamaño contenga recursos que superan al portátil, la tableta androide y el.móvil combinados. La reflexión es pura lógica: si en 30 años hemos pasado de almacenar 64 k. a no sé cuantos "peta gigas" de memoria, en unos años más llegaremos ha almacenar la memoria del cerebro humano, que según Paul Reber es bastante grande: "El cerebro humano está formado por unas mil millones de neuronas. Cada neurona crea unas 1.000 conexiones con otras neuronas, lo que asciende

Añoranzas

Imagen
Añoro Añoro las cintas de tu pelo, la gracia de tu cintura, el color de tu mirada, el candor de tu sonrisa, el sabor de tu besos, el calor de tus caricias. Añoro las rosas de tu jardin, el agua clara de tu manantial, la suabe luz de tu amanecer, la loca pasión de tu atardecer. Y los ocultos deseos  de tu sensual anochecer. Añoro los senderos, por donde paseabamos los dos, bajo los almendros en flor, escuchando el canto del ruiseñor, en las noches blancas de lunas llenas de ilusión, Añoro aquellos años, horas, minutos y segundos, que pasamos juntos, sin conocer el pasado, solo un eterno presente, y sin temor a la muerte. Añoro mis poesías de entonces, sin añoranzas ni recuerdos, sin soledades ni nostalgias, tan solo versos inspirados por tu sencilla belleza, y la elocuente naturaleza. Berlín, un dia cualquiera, de cualquier mes y cualquier año.  Hoy es el día señalado   Hoy es el día señalado  para escribir el poema  con el que siempre he soñado.     Hoy he recordado aquellos días sin

La pasión de Alicia

Imagen
Historia de una traición Esta novela narra la dramática historia de Alicia, una escritora de provincias enamorada de un autor ya consagrado, pero con una enfermedad incurable y los remordimientos por haber traicionado a la mujer que le ayudó en su inicios. La historia sigue en ultratumba PRIMERA PARTE: LA TRAICIÓN 1. El diagnóstico Han sido suficientes cinco sencillas palabras para que todo el fantástico universo que he creado con mis novelas y en el que he vivido apartado de este mundo se venga abajo: «Padece usted una enfermedad incurable.» Me lo acaba de comunicar el especialista que trata mi enfermedad. El mensajero espera mi reacción, pero yo soy incapaz de hacerme una idea de lo que acabo de escuchar. Hay un tenso silencio. Parece como si el facultativo temiera continuar describiendo mi situación, pero ha considerado que debía ser claro para que no me hiciera falsas ilusiones, y me ha advertido que no tengo más de seis meses de vida, o, en caso excepcional, y si r