230 páginas
8,99
  To buy  
315 páginas
9,32
  Comprar  
263 páginas
8,99
  Comprar  
335 páginas
10,79
  Comprar  
236 páginas
8,99
  Comprar  
252 páginas
8,99
  Comprar  
218 páginas
8,99
  Comprar  
206 páginas
6,25
  Comprar  
266 páginas
8,99
  Comprar  
218 páginas
8,99
  Comprar  
286 páginas
10,76
  Comprar  

Los perfectos amantes

Muchas veces como filósofo me he preguntado ¿qué es el amor?, y solo recientemente he llegado a una conclusión que puede parecer demasiado simple para la supuesta complejidad de este apasionado sentimiento:
El amor es la atracción de lo desconocido. Por esta causa el amor más sublime e insuperable es, para los creyentes, el amor a Dios, pues les atrae apasionadamente, pero nunca llegarán a conocerle.

Aquí, en el mundo real, el amor tiene fecha de caducidad, porque tarde o tempano llegaremos a conocer lo que no atraía, con lo que deja de ser “atractivo”,y con la atracción desaparece también la pasión. Por esta paradoja, quien termina sus días en soledad es porque ha amado y ha sido amado, y quien los termina acompañado es porque, solo ha “querido” o deseado, pero no ha amado.

Hay una diferencia sustancial entre amar y querer, porque el cariño funciona en sentido contrario al amor, ya que es la atracción de lo conocido. El amor es una pasión ciega, el cariño es un afecto con buena vista. El amor es dulce pero tenebroso, en tanto que el cariño no es más dulce pero más diáfano y comprensible. El amor es acaparador, egoísta y dogmático, y no puede compartirse, en tanto que el cariño es abierto y generoso y puede compartirse. Tal vez por esa razón solemos declarar nuestro amor con un “te quiero” en lugar de “te amo”.

Pero desgraciadamente el cariño también tiene su fecha de caducidad, y lo que en un momento de nuestras vidas conocíamos de los seres queridos, los valores suelen cambiar con el transcurso del tiempo, el desarrollo de nuestra personalidad o de nuestras circunstancias, para convertirnos en desconocidos, que no pueden seguir siendo queridos.

Por último hay otro importante lazo que une a los amantes: la compañía. Un compañero o compañera es alguien que comparte tus intereses, profesionales o lúdicos, o permanece a tu lado solo por hacerte compañía, pero no está obligada a sentir afecto o amor por ti. Por esta razón no es muy delicado presentar a tus amigos a tu amante solo como tu compañera, sin más, sino como tu amada y afectuosa compañera, con lo que estas confirmando que es tu amor, tu cariño y tu compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario